¿Cómo sabe el médico que tengo SPI?

1. Diagnóstico

El diagnóstico es el procedimiento que usa el médico para identificar una enfermedad.

Actualmente, no existe un test de laboratorio que pueda confirmar un diagnóstico del Síndrome de Piernas Inquietas. Por tanto, cuando alguien con este problema va al médico, normalmente no hay nada que el doctor pueda ver o detectar en un primer examen del paciente.

El diagnóstico dependerá de lo que la persona le cuente al médico y cómo lo describa: típica sensación de hormigueo, urgencia de moverse y caminar, que empeora con el descanso y al acostarse, etc. Puede describir también que tiene problemas para dormir o su historia familiar. También la pareja puede indicar que se pasa toda la noche moviéndose.

Todas estas situaciones, sumadas a un examen físico y neurológico completo, pueden ayudar a identificar otras patologías asociadas al SPI. Además se pueden realizar otras pruebas, como análisis de sangre para detectar la cantidad de hierro sistémico, un TAC cerebral para evaluar el hierro en el cerebro, un estudio del sueño, un estudio de conducción nerviosa, etc.

Pinche sobre la imagen para ampliarla

Pinche sobre la imagen para ampliarla

  No te pierdas este video sobre el diagnóstico del SPI